Alfredo Baquerizo Moreno
(1859 - 1950)

Nació en Guayaquil el 28 de Septiembre de 1.859. Hijo legítimo de José María Baquerizo Noboa, Ministro de Hacienda de García Moreno en su segundo período y de Rosario Moreno Ferruzola, dueña de la finca "Los Morenos" en Balao y prima hermana de ese Jefe de Estado, ambos guayaquileños.

Estudió las primeras letras con su madre, "A ella debo mi educación en la niñez y mis estudios en la juventud" y la secundaria en el San Vicente del Guayas y en el San Gabriel de Quito dirigido por los jesuitas, quienes le enseñaron a hablar lenguas extranjeras y el latín. "Por eso conocía de Literatura y leía a los clásicos -sobre todo a Virgilio y a Horacio- cuyas principales obras tradujo al Castellano y a quienes debía en gran parte la savia vivificadora de su natural buen gusto y delicada sensibilidad.

Desde joven fue un brillante pianista capaz de interpretar las más difíciles partituras y hasta llegó a componer numerosas piezas musicales, por eso Pablo Haníbal Vela diría //El de los dedos ágiles/ de magia y de virtud/ que al piano hablar hicieron / lo que él quiso decir.// En 1.872 había sido alumno de Ginno Rossi, profesor italiano del recién fundado Conservatorio Nacional de Música, en técnica y ejecución al piano. Poco después falleció su padre de un violento infarto y mientras se encontraba en el despacho Ministerial de Quito, pues le hallaron muerto con la cabeza sobre el escritorio. Entonces entró la pobreza en su casa.

En 1.877 ingresó a la Universidad Central y desde la capital enviaba colaboraciones a las Páginas Literarias del Diario la Nación de Guayaquil. Estudiante de Derecho y poeta lírico y becqueriano, talento claro, temperamento suave y rumoroso, músico y polígloto, solía frecuentar los salones del Palacio Presidencial y fue amigo personal del Presidente Ignacio de Veintemilla y de su guapísima sobrina Marietta, alma de esas reuniones artísticas y literarias en las que se representaban obras de teatro especialmente escritas para Marieta, se cantaba arias líricas al son de exquisitas voces femeninas y se hablaba de arte recordando a Paris. 

Académico correspondiente de la Real Academia Española, fundó la revista Guayaquil y escribió diversas novelas de tipo simbólico y extravagantes en prosa modernista: Titania (1892), El señorPenco (1895), Tierra adentro, la novela de un viaje (1898), Sonata en prosa (1901). Sus novelas presentan situaciones tomadas de la vida de la clase media guayaquileña, delicadas sátiras y hasta juguetonas y superficiales, porque no describen la naturaleza del medio geográfico ni se adentran en el alma de sus personajes. Novelas urbanas más para divertir que para recordar, quizá por eso mismo la conservadora. De su obra poética destaca: El último adiós (1898) y Anhelos y temores(1899).

Novelas

Titania

Luz

El señor Penco

Tierra adentro, la novela de un viaje

Sonata en prosa