Bonifacio Byrne
(1861 - 1935)

Realizó sus estudios en Matanzas. Desde la adolescencia tuvo inclinación por la literatura. En su ciudad natal frecuentó el Círculo Literario. 

En 1890 fundó los periódicos La Mañana y La Juventud Liberal. Pocos años más tarde, en 1896, se vio precisado a emigrar a los Estados Unidos por razones políticas. En el exilio se dedicó a labores separatistas y fundó, en Tampa, el Club Revolucionario, del cual fue secretario. Durante su estancia en esa ciudad trabajó como lector de tabaquerías y colaboró en Patria, El Porvenir y El Expedicionario. 

Regresó a Cuba en 1899. Durante la república mediatizada fue secretario del Gobierno Provincial de Matanzas y de la Superintendencia Provincial de Escuelas. En 1909 fundó el periódico "El Yucayo". Colaboró en "La Primavera", "El Ateneo", "Diario de Matanzas", "El Fígaro" y "La Discusión". 

Fue declarado Hijo Eminente de Matanzas en 1915. Ese mismo año se trasladó a Nueva York para reponer su quebrantada salud. Obtuvo galardones poéticos en los juegos Florales de Sancti Spíritus (1916) y Matanzas (1934). 

Fue miembro fundador del Grupo Índice (1935). Era socio correspondiente de la Academia Nacional de Artes y Letras. Cultivó también el teatro con sus piezas El anónimo (1905), Varón en puerta (1905), El legado (1908), Matanzas en 1920; o, El espíritu de Martí (1908) y Rayo de sol (1911), algunas de ellas publicadas, según consigna su biógrafo Israel M. Moliner. 

Dejó en preparación la novela Hijas y yernos, el libro de cuentos Letra menuda y la colección de poemas Voces del alma.
Novelas
Hijas y yernos

Relatos
Letra menuda