María Fernández Le Capellain de Tinoco 
(1877 - 1961)
"Apaikán"

Doña María Fernández de Tinoco, llamada familiarmente Mimita, nació en San José el 22 de enero en el año de 1877 y murió en la misma ciudad en San José el 23 de noviembre el año de 1961. Residía en ese momento en el Edifico de Apartamentos esquinero que está en el costado Este de la Casa Amarilla. Se casó en San José el 5 de junio del año 1898 con Federico Alberto de Jesús Tinoco Granados (1868-1931), hijo de Federico Tinoco Iglesias y Guadalupe Granados Bonilla, y Presidente de la República (1917-1919).

Fue hija  del patricio costarricense don Mauro Fernández Acuña, gran educador de este país  y de doña Ada Le Capellain Agnew de origen inglés, de las Channel Island, entre Inglaterra y Francia.

Desde muy pequeña fue enviada a Europa, donde recibió su educación formal. Inglaterra  fue el país donde pasó casi toda su juventud. Estudió  arqueología  y llevó cursos sobre Música y Arte.

Al regreso al país, integró el grupo  teosófico de Costa Rica e inauguró la logia Virya que contó con la colaboración  de importantes intelectuales costarricenses, tales como don Roberto Brenes Mesén, Lilia González, Mercedes Montalvo, José Monturiol, Julio Acosta, Omar Dengo Maison, Ana Rosa Chacón y otros.

Casó con Federico Tinoco, Jefe de Estado Costarricense, por elección popular, después del Golpe de Estado a don Alfredo González Flores, en 1917. La misma oligarquía que le había colocado en el poder lo depuso y obligó a abandonar el país. Se trasladaron a Francia en donde vivieron hasta la muerte de su esposo. Éste dilapidó toda su fortuna en Francia y dejó a doña María en pésimo estado económico. Doña María regresó a Costa Rica y sus amigos le ayudaron. Así continuó sus estudios de arqueología.

Ejerció la docencia como maestra en escuelas privadas del país. Usó en sus escritos el pseudónimo de Apaikán.

María Fernández de Tinoco escribió novelas («Yonta» y «Zulai», poesías («El encanto de un libro») y muy variados ensayos sobre diferentes temas relacionados con su profesión y su interés en la Sociedad Teosófica («El manantial de Rodas», «Chira, cuña olvidada de aguerridas tribus precolombinas», «Una ocarina Huétar», «Apreciación sobre un motivo indígena en litica de Costa Rica», «El jaguar, el inidio».
Novelas
Yonta
Zulai

Ensayos - Artículos - Crónicas
El manantial de Rodas
Chira, cuña olvidada de aguerridas tribus precolombinas
Una ocarina Huétar
Apreciación sobre un motivo indígena en litica de Costa Rica
El jaguar, el inidio