Tristán de Jesús Medina
"Tristán Edmain" 
 (1833 - 1866)

Orador y escritor cubano. La formación que recibió y que se le conoce fue recibida en Madrid. Bachiller en Artes por la Universidad Literaria de Madrid, después en el Colegio San Fernando donde estudia con el helenista Inocencio Palacios y escribe sus primeros versos. Algunos dicen que terminó su educación en Alemania, volviendo a Cuba y viajando por Francia, Estados Unidos e Italia.
 
Ardiente reformista y abolicionista, fue miembro y vocero de los grupos republicanos, y un amigo de Emilio Castelar en Madrid; ahí tuvo vínculos con la congregación protestante de reciente formación (1869), donde predicó, publicó el Manifiesto del Comité de las Antillas, documento del Partido Reformista Cubano.
 
Orador sagrado, tuvo conflictos con la jerarquía eclesiástica, que refleja en su obra La apostasía castigada, correspondencia epistolar con don Tristán Medina (sectario arrepentido). Hizo sus primeros estudios en La Habana y en Filadelfia. Estudió latín y griego. En El Redactor dio a conocer su novela Una lágrima y una gota de rocío. En 1852 comenzó a publicar en El Orden su novela Un joven alemán. Y en 1854 editó los cuadernos No me olvides, redactados casi enteramente por él, donde publicó los primeros capítulos de su novela El Doctor In-Fausto y algunas poesías. Colaboró en Diario de La Habana, la Revista de La Habana y La verdad Católica. La Real Academia Española le encomendó la Oración fúnebre de Cervantes, en 1861.
 
Políglota, cosmopolita, suficientemente viajado, el siglo, para Tristán de Jesús Medina, debió de ser un panorama como pocos autores cubanos contemporáneos suyos consiguieron avistar. Para Menéndez y Pelayo, Tristán de Jesús Medina era un orador famoso, de estilo florido, sentimental, vaporoso y adamado, sin fondo ni gravedad teológica. Entre otras calificaciones también están las “de alma débil apasionada, impresionable y versátil, no anticatólica en el fondo, pero sí echada a perder por cierta manera sentimental, femenina y romanesca de concebir la religión.”
 
Su prosa es un antecedente del modernismo de Martí. En el prólogo a su edición del Mozart, Vitier adelanta la vecindad de la prosa mediniana con la del Modernismo. Glosa la descripción de la muerte de Mozart, que Tristán escinde en dos ámbitos contiguos: en uno el compositor en su lecho de muerte es asistido por Constanza; en el otro, se impacientan los amigos que esperan la verificación del fin y anota: "Por el refinado esteticismo, que a veces raya en nimiedad y mièvrerie, así como por la concepción y los procedimientos simbólicos, la obra de Medina se adelanta sin dudas hacia el ciclo modernista de nuestras letras" Sus narraciones aparecieron firmadas con los pseudónimos Tristán o Tristán Edmain y también Andrés Mattini.

Novelas

Una lágrima y una gota de rocío

Un joven alemán

El doctor in-Fausto

Los misterios de La Habana

Mozart ensayando su réquiem

La vendedora de amores y cocuyos

Febalma

Medea

Rosaval


Relatos

Cuentos de un diletantte
El caranaval de Paganini
Ultima sinfonía de Beethoven

Santa y Satán
Una Venus-Berenice
La primera muerte de Márquez

 

Cuentos sueltos

Sunsión

Los inocentes

 

Ensayos - Artículos = Crónicas

La apostasía castigada