Vicente Acosta
"Flirt"
(1867 - 1908)

Poeta, periodista y político salvadoreño, nacido en Apopa en 1867, y fallecido en Tegucigalpa (Honduras) el 24 de julio de 1908. Hijo de Lisandro Iraheta y Cecilia Acosta, nació; en el Barrio El Transito de la ciudad de Apopa, en el departamento de San Salvador. Tuvo una hermana llamada Silveria.

Fue miembro fundador de la Academia de Ciencias y Bellas Artes de San Salvador (20 de mayo de 18). Nombrado como secretario de la Legación salvadoreña en México (Febrero de 1896). Al momento del golpe de Estado de los hermanos Antonio y Carlos Ezeta en 1890, tuvo que huir del país y retornó hasta su derrocamiento en 1894.

Perteneciente a una familia vinculada desde antiguo con el mundo de las Letras, se convirtió en una de las principales figuras de la difusión cultural en su país, merced a su papel de fundador y director de la revista «La quincena», donde tuvieron cabida todos los nombres y hechos destacados de la literatura, el arte y la ciencia salvadoreños de comienzos del siglo XX. En ella participaron Calixto Velado, Francisco Gavidia, Santiago I. Barberena, entre otros. Acosta, por otro lado, fue primo hermano del escritor Arturo Ambrogi.

Alentado desde muy temprana edad por una acusada vocación humanística, el ambiente literario que respiraba en su entorno le permitió culminar con éxito su formación como maestro normalista (actividad que desempeñó durante varios años, antes de dedicarse de lleno a la política y el periodismo), al tiempo que le apoyó en su pasión por el cultivo del género poético. A los veintitrés años de edad, Vicente Acosta dio a la imprenta su primera entrega poética, titulada La lira joven (1890), opera prima tan singular y sorprendente que vio la luz prologada por dos voces líricas tan prestigiosas como las de su compatriota Francisco Gavidia y el poeta nicaragüense Rubén Darío. El resto de su producción poética se completa con dos recopilaciones tituladas Poesías (1899) y Poesías selectas (volumen de carácter póstumo, aparecido en 1924).

Se inició (…) con impulso romántico, pero luego halló mejor cauce en el Modernismo. Y fue modernista en dos vertientes: la cósmico-metafísica y la vernácula. Poeta dulce, de grandes dotes descriptivas, parecería que por estos síntomas de su vocación podría ser indiferente, como son de ordinario los de ese género,(…) En los versos de Acosta no falta la nota militante y la indignada.

Algunos de los escritos literarios de Vicente Acosta, junto con todos sus trabajos periodísticos, quedaron diseminados en las numerosas publicaciones periódicas donde colaboró asiduamente a finales del siglo XIX y comienzos de la siguiente centuria. Entre ellos: «Diario del Salvador», «La juventud salvadoreña», «La república de Centroamérica», «El Fígaro», etc. Fue parte, además, del periódico «La Unión», en el cual firmaba bajo el pseudónimo Flirt. Pero, por encima de su fecunda labor desempeñada en todas estas publicaciones, Vicente Acosta triunfó con la fundación y dirección de la mencionada revista «La quincena» (que vio la calle por primera vez un 1 de abril de 1903), en donde se rodeó de un plantel de colaboradores de la talla de Calixto Velado, Román Moyargas Rivas y, entre otros muchos autores salvadoreños de reconocido prestigio, el susodicho Francisco Gavidia.

Gracias a las disposiciones en los decretos legislativos emitidos el 8 de julio de 1921 y el 16 de abril de 1923 sus restos mortales fueron exhumados y repatriados a la ciudad de San Salvador el jueves 19 de abril de 1923. Homenajeados por muchas instituciones culturales y educativas en el local de la Confederación de Obreros de El Salvador, finalmente fueron inhumados el domingo 6 de mayo, en la Sección de Ilustres del Cementerio General capitalino. El 25 de noviembre de 1926, la escuela urbana mixta unificada del barrio El Calvario, en su natal Apopa, fue inaugurada y bautizada con su nombre.